id Los placeres: ideas rápidas sobre los placeres. Tipos de placeres. ¿Qué sentido tienen?, ¿son buenos?, ¿cómo detectar placeres perjudiciales?
LOS PLACERES
1. Tipos de placeres.- Los placeres o gozos son sentimientos agradables a consecuencia de un bien alcanzado. Según el bien conseguido pueden agruparse en dos tipos:
  • Placeres corporales: satisfacen principalmente a alguno de los sentidos. Por ejemplo, la comodidad y los placeres sexuales van ligados al sentido del tacto; la música agrada al sentido del oído, etc.
  • Placeres espirituales: son sentimientos de gozo ante bienes espirituales, o del alma. Por ejemplo, los descubrimientos científicos, los éxitos, las muestras de cariño o apoyo recibidas, la superación de obstáculos, la paz con Dios...
2. ¿Qué sentido tienen los placeres?, ¿para qué están? El Creador ha dispuesto los placeres para facilitar la búsqueda del bien, pues la esperanza de un gozo futuro ayuda a superar los obstáculos. Lo principal no es el placer sino el bien alcanzado; el placer es sólo una consecuencia.

3. ¿Son buenos los placeres? Más que buenos o malos los placeres son favorables o perjudiciales. Si la acción agradable es buena, el placer es favorable pues invita a repetir algo correcto (y ayuda a dar gracias a Dios). En cambio, si la acción placentera es mala, el placer es perjudicial pues invita a repetir algo malvado. Ejemplos:

  • Gozar por la posesión de un diamante será perjudicial si se obtuvo mediante el robo, pues ese placer impulsa a otros robos. En cambio, si fue un regalo del esposo, el mismo gozo por el diamante fomenta el amor.
  • Los placeres sexuales en el matrimonio son favorables pues facilitan el gran bien de un nuevo hijo. En cambio, los mismos placeres en el adulterio son perjudiciales pues invitan a repetir esas malas acciones.
  • El placer por un éxito profesional es correcto pues impulsa a seguir trabajando bien. Pero si el éxito se debe a un fraude, ese placer es perjudicial pues induce a seguir engañando.
4. ¿Cómo detectar placeres perjudiciales? Hemos visto que los placeres son perjudiciales cuando la acción placentera es mala. Esta es la regla general que abarca los demás casos; pero hay más reglas para detectar cuándo un placer es perjudicial. Por ejemplo:
  • Cuando por obtener un placer se pierden bienes mejores. Normalmente el placer está próximo y el bien perdido futuro. Por ejemplo: el caso de quien goza con la diversión pero suspende el curso.
  • Cuando el placer domina al hombre, fomentando deseos excesivos o sin moderación. Por ejemplo, el placer de comer facilita alimentarse pero dificulta parar. Por esto conviene entrenarse en el dominio propio no sea que los gustos esclavicen al hombre (libertad).
  • Cuando se consigue el placer sin obtener el bien correspondiente. Esto es un engaño donde el placer obtenido oculta el bien perdido que deja de buscarse. Por ejemplo, quien alcanza caprichos sin esfuerzo es difícil que aprenda a esforzarse.
5. ¿Por qué es equivocado hacer todo lo que agrada? Porque a veces agradan cosas malvadas. Sobre esto puede verse el tema apetece y pecado original. No habría problemas si el hombre tuviera perfecto dominio sobre sus deseos, apeteciendo sólo lo bueno y en la medida correcta. Así será en el cielo.
id

Publicidad:
(Google elige los anuncios. Puede visitarlos o tal vez continuar en ideasrapidas.org)