id me apetece: ideas rápidas sobre los gustos. ¿Por qué mal si me apetece? ¿Qué hacer cuando lo razonable no apetece?
ME APETECE
1. ¿Por qué está mal, si me apetece? Porque no todo lo que apetece es bueno. Junto a la inclinación natural al bien, tenemos una patente inclinación al mal que debemos dominar. Esta tendencia al mal comenzó con el pecado original.

2. ¿Qué es el pecado original? El que cometieron Adán y Eva y ha sido origen de los demás pecados. Cuando ellos desobedecieron a Dios, la naturaleza humana sufrió un duro golpe. Quedaron privados de la amistad e intimidad divinas, perdieron el paraíso y quedaron sujetos al dolor y la muerte. Apareció también la inclinación al mal. Y esta situación la heredamos todos los hombres. Por esto, para obrar bien hay que esforzarse.

3. ¿No dicen que el Bautismo borra el pecado original? De ese modo se recupera lo principal: la amistad y filiación divinas y la posibilidad del cielo. Pero el dolor y la tendencia al mal permanecen. No es poca cosa lo recuperado, sobre todo si se tiene en cuenta que costó la Cruz de Cristo.

4. ¿Es bueno rezar sólo cuando apetece? Suprímase la palabra "sólo". Una persona corriente trabaja cuando le gusta y cuando no; se preocupa de su familia cuando le ilusiona y cuando no, etc. Igualmente se debe dedicar tiempo a Dios cuando apetece y cuando no, pues el bien no siempre apetece.

5. ¿Qué hacer cuando lo razonable no apetece? La oposición entre razón -conciencia- y apetencias origina una tensión interior debido a la dificultad que se encuentra para ser coherentes. La respuesta correcta es optar por el bien aunque cueste. Pero no siempre se encuentra este camino, pues hay varias posibilidades:

  • Hago lo que me gusta aunque sea incorrecto. (Es un error).
  • Hago lo razonable aunque no apetezca. (Es correcto, pero cuesta).
  • Intento engañarme modificando lo razonable. (Es un error). Aquí se incluye el caso de quien no quiere pensar ni escuchar -no atiende a razones, se dice-.
  • Intento modificar los gustos para que sean razonables. (Es correcto).
6. ¿Cómo modificar los gustos? Haciendo lo razonable con buena cara. Al realizar el bien se adquiere facilidad para repetirlo. Al hacerlo con alegría interior (buena cara) se torna más gustoso (placeres). Y la perseverancia consigue que la nueva inclinación arraigue en el alma. Sobre esto puede verse el tema sentimientos.

7. ¿Siempre lo razonable es bueno? La inteligencia humana también puede equivocarse. Por esto es importante pedir consejo y saber escuchar. Sin embargo, al decir "lo razonable" se supone un pensamiento correcto, pues si fuera falso no se llamaría razonable.

id

Publicidad:
(Google elige los anuncios. Puede visitarlos o tal vez continuar en ideasrapidas.org)