id El rezo del rosario: ideas rápidas sobre el modo de rezar el rosario. ¿Es difícil de hacer?, ¿cómo se reza el rosario? Versión para imprimir.
EL REZO DEL ROSARIO
  • A. El rosario: comienzo.
  • B. Los cinco misterios.
  • C. Las letanías.
Sobre el rosario y su historia, ver: historia rosario.
Para considerar los misterios, ver: misterios rosario.

1. ¿Es difícil el rezo del rosario? Decidirse a rezar el rosario puede ser costoso por estos motivos:

  • Requiere un tiempo de unos 20 minutos si se reza entero (los cinco misterios, letanías y oraciones).
  • El modo de rezarlo necesita un ligero aprendizaje, que aquí intentamos facilitar.
  • Otras dificultades posibles se resuelven con un poco de amor a nuestra Señora.

2. ¿Es necesario rezar el rosario entero? Es mejor rezarlo completo, pero puede comenzarse por rezar sólo un misterio o dos. Esto es bastante fácil; cada misterio se reza así: un padrenuestro, diez avemarías y un gloria. Muy sencillo, y en sólo dos minutos.

3. ¿Y cómo es el rosario entero? El rosario entero son cinco misterios y las letanías. Ya no es tan fácil pues los cinco misterios reciben un nombre diferente según el día de la semana; y las letanías requieren estar escritas en un papel, hasta que con el uso se aprenden de memoria. También hay oraciones intermedias y una introducción general. Lo explicamos a continuación.
(Pueden imprimirlo mejor tomando: rosariofolio.zip,
o en tamaño cuartilla:rosariocuartilla.zip).

A. EL ROSARIO: COMIENZO

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos quien sois, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Amén.

- Señor ábreme los labios,
- y mi boca proclamará tu alabanza.

- Dios mío, ven en mi auxilio,
- Señor, date prisa en socorrerme.

- Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
- Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.


B. LOS CINCO MISTERIOS
Se nombra ahora el misterio que se va a considerar según el día de la semana; luego se reza un padrenuestro, diez avemarías y gloria. Después se reza:
"María, Madre de Gracia, Madre de misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén."
Y se continúa con el siguiente misterio.

lunes; misterios gozosos.

  1. La Encarnación.
  2. La Visitación de Nuestra Señora a su prima Santa Isabel.
  3. El Nacimiento del Hijo de Dios en Belén.
  4. La Purificación de Nuestra Señora.
  5. El Niño perdido y hallado en el Templo.

martes; misterios dolorosos.

  1. La oración en el huerto.
  2. La flagelación del Señor.
  3. La coronación de espinas.
  4. La Cruz a cuestas.
  5. Jesús muere en la Cruz.

miércoles; misterios gloriosos.

  1. La Resurrección del Señor.
  2. La Ascensión del Señor.
  3. La venida del Espíritu Santo.
  4. La Asunción de Nuestra Señora.
  5. La Coronación de María Santísima.

jueves; misterios luminosos.

  1. El Bautismo del Señor.
  2. Las bodas de Cana.
  3. El anuncio del Reino de Dios.
  4. La Transfiguración del Señor.
  5. La institución de la Eucaristía.

viernes; como el martes: dolorosos.
sábado; como el lunes: gozosos.
domingo; como el miércoles: gloriosos.


C. LAS LETANÍAS
Al terminar los cinco misterios se rezan tres avemarías especiales, así:
Dios te salve, María, Hija de Dios Padre, llena eres...
Dios te salve, María, Madre de Dios Hijo, llena eres...
Dios te salve, María, Esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres...

- Señor, ten piedad.
- Señor, ten piedad.

- Cristo, ten piedad.
- Cristo, ten piedad.

- Señor, ten piedad.
- Señor, ten piedad.

- Cristo, óyenos.
- Cristo, óyenos.

- Cristo, escúchanos.
- Cristo, escúchanos.

- Dios Padre celestial,
- . . . ten misericordia de nosotros. (Y esta respuesta se repite a continuación).
- Dios Hijo, Redentor del mundo,
- Dios Espíritu Santo,
- Trinidad Santa, un solo Dios,

- Santa María,
- . . . ruega por nosotros. (Y esta respuesta se repite después de cada alabanza a María).
- Santa Madre de Dios
- Santa Virgen de las vírgenes
- Madre de Cristo
- Madre de la Iglesia
- Madre de la divina gracia
- Madre purísima
- Madre castísima
- Madre virginal
- Madre sin corrupción
- Madre inmaculada
- Madre amable
- Madre admirable
- Madre del buen consejo
- Madre del Creador
- Madre del Salvador

- Virgen prudentísima
- Virgen digna de veneración
- Virgen digna de alabanza
- Virgen poderosa
- Virgen clemente
- Virgen fiel

- Espejo de justicia
- Trono de sabiduría
- Causa de nuestra alegría
- Vaso espiritual
- Vaso digno de honor
- Vaso insigne de devoción
- Rosa mística
- Torre de David
- Torre de marfil
- Casa de oro
- Arca de la alianza
- Puerta del cielo
- Estrella de la mañana
- Salud de los enfermos
- Refugio de los pecadores
- Consuelo de los afligidos
- Auxilio de los cristianos

- Reina de los Angeles
- Reina de los Patriarcas
- Reina de los Profetas
- Reina de los Apóstoles
- Reina de los Mártires
- Reina de los Confesores
- Reina de las Vírgenes
- Reina de todos los Santos
- Reina concebida sin pecado original
- Reina elevada al cielo
- Reina del Santísimo Rosario
- Reina de la familia
- Reina de la paz

- Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
- perdónanos, Señor.

- Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
- escúchanos, Señor.

- Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
- ten misericordia de nosotros.

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios: no desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos siempre de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita.
- Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
- para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Oración. Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas, para que los que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la Encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su Pasión y Cruz, seamos llevados a la gloria de su Resurrección. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

id

Publicidad:
(Google elige los anuncios. Puede visitarlos o tal vez continuar en ideasrapidas.org)