id La paciencia: ideas rápidas sobre la paciencia. ¿Es conveniente?, ¿dónde ejercitar la paciencia?
LA PACIENCIA

1. ¿Qué es la paciencia? Es el hábito de resistir con serenidad una dificultad. Es una cualidad bastante relacionada con la fortaleza y la constancia.

2. ¿En qué se parecen la paciencia y la fortaleza? La paciencia forma parte de la fortaleza en su aspecto de resistir, pues hace falta mucha firmeza para aguantar sin quejas una situación dolorosa. Además, la paciencia añade el buen ánimo, la superación de la tristeza. En el fuerte destaca la firmeza con que se acomete o resiste. En el paciente se aprecia la paz y serenidad del aguante.

3. ¿En que se parecen la paciencia y la constancia? La paciencia es una virtud ligada a la constancia cuando la resistencia se prolonga en el tiempo. Hay algunas diferencias:

  • La paciencia es más bien pasiva: resistir, soportar. La constancia puede ser activa -continuar el esfuerzo- o pasiva -mantener el aguante-.
  • La paciencia se ejercita ante cualquier dificultad, aunque sea momentánea -como aguantar una bronca-. La constancia sólo se refiere al obstáculo de la duración temporal.
4. ¿La paciencia equivale a la pereza? No, no. Con la paciencia se aguanta una situación inevitable. Mientras que la pereza deja pasar el tiempo cuando se debía intervenir.

5. ¿Es conveniente la paciencia? Estamos ante una virtud muy necesaria, que evita graves dificultades:

  • En el ámbito familiar y social, bastantes enfados, desaires, disgustos se aminoran si se ejercita la paciencia.
  • Violencias, asesinatos, incluso guerras se evitan con un aumento de paciencia.
  • Muchos matrimonios se conservan gracias a la paciencia.
  • Algunos pecados no se cometen si hay mayor resistencia -paciencia- ante las tentaciones.
6. ¿Tener paciencia significa tragarse todo? Ser pacientes no significa que haya que ceder en todo, sino que se puede conversar sin alterarse, sin faltar a la caridad. Caridad y paciencia son virtudes bastante próximas.

7. ¿Dónde ejercitar la paciencia? Hay varias posibilidades:

  • Lo más habitual es practicarla en la convivencia familiar.
  • También en la educación de los hijos hay que saber exigir con paciencia, sabiendo que la formación no se adquiere instantáneamente, sino que requiere un tiempo de aprendizaje.
  • En las excursiones hay varios momentos donde entrenarse a ser pacientes: cuando el sol aprieta, cuando la subida es exigente, etc.
  • ¡Espérate! Es una palabra mágica para decírsela a sí mismo y ser pacientes en varios momentos. Por ejemplo: Quiero la merienda ahora - Espérate. Quiero el ordenador ahora - Espérate…
id

Publicidad:
(Google elige los anuncios. Puede visitarlos o tal vez continuar en ideasrapidas.org)