id Los mandamientos: ideas rápidas sobre los mandamientos. ¿Cómo comportarse bien? Breve comentario a los diez mandamientos.
LOS MANDAMIENTOS
1. ¿Sabemos cómo comportarnos? Podemos conocer cómo comportarnos pues disponemos de dos fuentes de información:
  • Analizando nuestra propia naturaleza es posible descubrir lo que nos conviene; (ley natural).
  • El Creador mismo nos ha manifestado lo que debemos hacer y evitar. El resumen se contiene en los diez mandamientos dados por Dios a Moisés e incluidos en el antiguo testamento.
2. ¿Los mandamientos son una carga pesada que Dios impone? No, no. Los mandamientos son una ayuda divina que ilumina el sendero. El Creador sabe lo que nos conviene y, como desea que seamos felices, nos avisa del comportamiento adecuado. Los actos de robar, matar, mentir perjudican al hombre y ofenden al Señor aunque Él no lo hubiera dicho.

3. ¿Cuáles son los tres primeros mandamientos? Los tres primeros mandamientos resumen las obligaciones del hombre respecto a Dios. Son éstos:

  • "Amarás a Dios sobre todas las cosas".- Incluye el deber de proteger la fe cuidando la formación cristiana. También recuerda la obligación de no conformarse en el amor a Dios.
  • "No tomarás el nombre de Dios en vano".- Recuerda la obligación de venerar el nombre de Dios pronunciándolo con respeto.
  • "Santificarás las fiestas".- Incluye el deber de dar culto a Dios asistiendo a Misa los domingos. Es un tema importante por ser una obligación respecto a Dios, y por las gracias divinas que recibimos en cada Misa.
4. ¿Cuál es el cuarto mandamiento? Después de las obligaciones con Dios, el Señor nos recuerda los deberes hacia los padres y autoridades: "Honrarás a tu padre y a tu madre". Aquí se incluyen los deberes de los padres hacia los hijos, y por esto el divorcio es un pecado contra el cuarto y sexto mandamientos.

5. ¿El quinto mandamiento? A continuación comienzan los deberes hacia el prójimo en general, comenzando por respetar la vida: "No matarás". Se prohibe aquí el aborto, la eutanasia, y en general maltratar al prójimo o a uno mismo. Por ejemplo, emborracharse o drogarse son faltas respecto a uno mismo.

6. ¿El sexto mandamiento?: "No cometerás actos impuros". Después de conservar la vida, el Señor se interesa por la capacidad de dar la vida, y recuerda la dignidad del sexo que da al hombre la posibilidad de colaborar con Dios en el nacimiento de nuevos seres humanos. Este mandamiento en torno a la castidad manda usar el sexo bien cada marido con su mujer. Prohibe otros usos sexuales (masturbación, pornografía, relaciones prematrimoniales, etc.). Defiende la dignidad del cuerpo humano y su intimidad.

7. ¿El séptimo mandamiento? Para que la vida se mantenga el hombre necesita bienes materiales. El Señor recuerda ahora el deber de respetar los bienes ajenos: "No robarás". Incluye la obligación de devolver lo robado.

8. ¿El octavo? El hombre mejora más fácilmente con ayuda de otras personas. Esto exige que haya confianza y lealtad: "No dirás falso testimonio, ni mentirás". Incluye respetar la fama del prójimo.

9. Los mandamientos interiores.- El hombre antes de actuar lo decide en su interior. Los mandamientos afectan a los actos exteriores y también a las decisiones interiores, de modo que no se debe desear lo que no es correcto realizar; por ejemplo, es malo matar y también odiar. Como las faltas interiores son más difíciles de reconocer, el Señor quiso recordar algunas, añadiendo dos mandamientos:

  • "No consentirás pensamientos ni deseos impuros". (En relación con el sexto mandamiento).
  • "No codiciarás los bienes ajenos". (Alude al séptimo mandamiento).
10. ¿Cómo resumir los diez mandamientos? Los mandamientos contienen obligaciones referidas a Dios y a los hombres. Por tanto, se pueden resumir en obrar bien respecto a Dios y a los hombres. Pero desear el bien es amar, y el resumen queda así: "Amarás a Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a ti mismo". Ahí también se dice que uno debe amarse a sí mismo, aunque no sobre todas las cosas.

11. ¿Qué son los pecados? Una persona que se oponga a uno de estos mandamientos se causa un daño a sí misma y tal vez al prójimo. Esto es una ofensa a Dios que nos ama a nosotros y a los demás. Las ofensas al Señor se llaman pecados y son desobediencias voluntarias a la ley de Dios. Según su gravedad pueden ser mortales o veniales.

12. ¿Ejemplos de pecados graves? Hay varios pecados graves o mortales. Por ejemplo, insultar conscientemente a Dios, faltar a Misa un domingo, emborracharse o drogarse, realizar actos impuros, etc. Sólo son unos pocos ejemplos.

13. ¿Cuándo un pecado es mortal? Se requieren tres condiciones: materia grave, plena advertencia y perfecto consentimiento. Es decir, elegir a sabiendas algo gravemente opuesto a la ley de Dios. No se precisa intentar ofender a Dios, basta con actuar mal voluntariamente en algo grave.

14. ¿La meta cristiana es evitar los pecados? No, no. Es algo mucho más atractivo. La meta es identificarse con Cristo, parecerse más a Él, ser hijos de Dios más plenamente, crecer en amor a Dios, en santidad. Es necesario evitar los pecados, pero esto no es el fin. Lo que deseamos es agradar y servir mejor al Señor. Por esto, el mandamiento principal es el primero.

id

Publicidad:
(Google elige los anuncios. Puede visitarlos o tal vez continuar en ideasrapidas.org)