id La generosidad: ideas rápidas sobre la generosidad. Beneficios y requisitos de la generosidad. ¿Cómo ejercitarse en esta virtud?
LA GENEROSIDAD

1. ¿Qué es la generosidad? La generosidad es el hábito de hacer un bien a otro con una privación costosa de un bien propio. Es una cualidad que suele ir ligada a un amor intenso.

2. ¿Qué relación hay entre generosidad y amor? Ama a alguien quien desea su bien. Este deseo conduce a procurarle un bien. Hasta aquí no interviene la generosidad. La generosidad aparece cuando hay privación de un bien propio con el fin de conseguir un bien a otro.

3. ¿Requisitos de la generosidad? La generosidad reclama unas condiciones:

  • Debe haber privación propia. Si se hace un bien a otro sin privación propia, no se habla de generosidad sino de bondad -que también es una virtud estupenda-.
  • Esta pérdida de un bien propio debe ser costosa. Si es ligera o fácil sigue habiendo bondad, pero no llega a ser generosidad. Si uno regala lo que le sobra, es bueno pero no se le llamaría generoso.
  • Debe hacerse para procurar un bien a otro. Si el bien es para uno mismo, no se habla de generosidad sino de mortificación, desprendimiento, o ejercicio coherente de una escala de valores (orden): pierdo un bien para ganar otro mayor.
  • El bien para el otro puede ser pequeño o grande. Puede obtenerse un bien pequeño pero con esfuerzo grande y por tanto generoso. Lo que interesa para la generosidad es la privación propia elevada.
  • El bien para el otro puede ir unido a un bien propio, pero no como contraprestación. Si se hace el bien para ser correspondido con otro bien, no hay generosidad sino intercambio o negocios, que pueden ser magníficos pero poco generosos.
4. ¿Beneficios de la generosidad? No vale ser generosos para obtener contraprestaciones, pero éstas llegan:
  • El corazón propio se expande y aleja del egoísmo.
  • La generosidad suele ser contagiosa y mejora el ambiente.
  • Se ganan amigos, o aumenta la amistad.
  • El beneficio más evidente es el que recibe el otro. Y esto también es beneficio.
  • Muchos ideales sólo son posibles si hay generosidad abundante.
5. ¿El generoso es tonto? No, no. El generoso es generoso. Por otra parte, puede haber aprovechados que quieran abusar de la generosidad de alguno. Con éstos, mejor no ser generosos para no alimentar su egoísmo.

6. ¿Cómo ejercitar la generosidad? Hay varios modos:

  • Ser serviciales es un ejercicio de generosidad cuando el servicio se hace costoso. Por ejemplo, ofrecerse a recoger y ordenar una habitación; ayudar a realizar los encargos del otro...
  • Dedicar tiempo a los demás suele ser un ejercicio estupendo de generosidad.
  • Dejar algo a otros cuando a uno le interesa usarlo. Por ejemplo, dejarles el ordenador o un juego.
7. ¿Conviene ser generoso con Dios? La generosidad con Dios es muy conveniente:
  • Es una muestra clara de que le amamos.
  • Correspondemos a la generosidad que Él tuvo con nosotros muriendo en la cruz para salvarnos.
  • El Señor otorga sus dones en abundancia a quien se esfuerza por agradarle.
id

Publicidad:
(Google elige los anuncios. Puede visitarlos o tal vez continuar en ideasrapidas.org)